Hay 72 mil carros particulares con placas repetidas en la calle

Publicado en 18. sep, 2010 por admin en NOTICIAS

Por: Carlos Camacho – Vehículos y Giovanni Avendaño


Las cifras son escandalosas. 72 mil vehículos están ‘gemeleados’ oficialmente y transitan por calles y carreteras sin que sus dueños lo sepan. Además, hay 15 mil licencias de conducción que, aunque se hicieron con todas las de la ley, no tienen validez ante la autoridad. 


Si, así como lo está leyendo. Hay 72 mil carros en Colombia circulando con la misma placa. Esta es solamente la punta del iceberg de una serie de irregularidades existentes en materia de tránsito en el Ministerio de Transporte conocidas por la sección Vehículos. 


Por dejar en manos de terceros durante años la admisión de documentos para el trámite de licencias de tránsito (tarjeta de propiedad); licencias de conducción (pases) y traspasos, entre otras diligencias de tránsito, miles de colombianos están a punto de verse envueltos en engorrosos trámites y hasta en procesos judiciales. 


A esto hay que sumar el desorden administrativo, la ineficiencia de muchos organismos de tránsito por el indebido manejo de registros, y la improvisada puesta en marcha del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) cuya plataforma aún no acaba de empalmarse en todo el país. 


La historia de las placas ‘gemelas’ 


La historia empezó desde cuando el Intra (Instituto Nacional del Transporte) se acabó y sus funciones pasaron al Ministerio de Transporte. En ese proceso, el empalme no se completó y muchos documentos, que incluso habían sido microfilmados, terminaron abandonados en los sótanos de la sede del Ministerio. 


Ante esta ausencia de datos, varias veces el Ministerio delegó a sus oficinas de tránsito la tarea de recolección de esta información con el compromiso de retribuir a cambio la potestad para entregar ciertas placas y licencias de acuerdo a unos rangos de números y letras estipulados. 


Las  ‘placas gemelas’ aparecen porque se presentó un desorden en el otorgamiento de los números/rangos que le correspondían a cada organismo de tránsito del país, ya que como estos no entregaban la información correspondiente, se ‘saltaban’ el orden del registro que seguía el Ministerio y asignaban las placas a su voluntad, esperando oficializarlas algún día.  


Por esto es, por ejemplo, que mientras una persona estaba matriculando su carro nuevo en Bogotá, al mismo tiempo a otro propietario le estaban asignando la misma placa en otro municipio del país. 


Esto estuvo pasando durante años porque eran pocos los casos en los que los propietarios se enteraban que había otro carro andando con la misma placa que la que ya tenían. Sin embargo, el problema salió a flote cuando comenzó a implementarse el Runt y durante la autodeclaración empezaron a aparecer inconsistencias por existir en la base de datos dos carros con el mismo número de placa.  


Para conjurar el problema, el Ministerio de Transporte expidió el 1 de octubre de 2009 la resolución 004777, en la que reconoce el grave error y en la que establece un procedimiento “para la asignación rango de placa por duplicidad”. La resolución y las placas de los vehículos en problemas se pueden ver en la página www.mintransporte.gov.co en el http://web.mintransporte.gov.co/servicios/normas/archivo/Resolucion_004777_2009.pdf.


La solución del Ministerio fue ‘salomónica’ y consistió en que el Runt inscribiría al primero de ‘los vehículos gemelos’ que fuera reportado por los organismos de tránsito en cumplimiento de la migración de información. Pero, ¿y qué pasa con el otro gemelo? Sencillo, su inscripción es rechazada cuando aparezca identificado con el mismo número de placa del primer vehículo registrado. 


Ahí es cuando viene el dolor de cabeza para quien,  ‘de malas’, llegó tarde al registro pues su matrícula se cancela y debería asumir el tiempo y los costos de realizar de nuevo este procedimiento, junto con todos los requisitos que implica y que van desde enviar una carta en la que documente toda la información de su vehículo, y  la inscripción al Runt del mismo, entre otros.  ¿Quién pagará los costos del trámite de la nueva matrícula? Y no solo eso, el tiempo de la gente afectada que tendrá que cumplir con una serie de requisitos?   


Es decir, le tocará al ciudadano hacer el trabajo que otros hicieron mal y encima de eso, pagar. Y ni hablar en el muy probable caso de que uno de ‘los gemelos’ esté envuelto en algún lío judicial por un accidente o un  ilícito o pese sobre este un embargo.  


15 mil pases en problemas 


Con las licencias de conducción sucede algo parecido. El problema arranca cuando el Ministerio decide entregarles a terceros la recolección de información para los trámites de las licencias de conducción y la potestad de entregarlas de acuerdo a las categorías establecidas. 


Estos terceros, denominados Personalizadores, son nueve empresas que se encargan de recolectar los datos para luego digitarlos en un sistema de una forma que no garantiza la fidelidad de la información, pues no concuerdan los resultados de los exámenes de aptitud física y mental de los conductores, o el registro de las escuelas de conducción, entre otras inconsistencias. 


Entonces, en el momento del cruce de la información con el Runt, el sistema detectó que al menos 15 mil usuarios, quienes cumplieron al tenor de la ley con los requisitos y cuyas licencias recibieron en los organismos respectivos, tienen en su poder una licencia que no ha sido validada por falta de uno o más datos. 


Así, estos conductores pueden tener líos en la vía, pues los agentes de tránsito, que corroboran la información vía radial, les van a decir poco más o menos que su documento es falso. Ni hablar de lo que suceda de allí en adelante. 


Al mismo tiempo, los Personalizadores están haciendo su agosto con las licencias que entregan ya que los usuarios por lo general no se fijan en la categoría que se les asigna.  


¿En dónde está el truquito? Pues que a la mayoría de conductores de vehículos particulares que deben estar en la categoría B1  (automóviles, motocarros, cuatrimotos, camperos, camionetas y microbuses de servicio particular), les están entregando licencias con categoría C1 Automóviles, motocarros, cuatrimotos, camperos, camionetas y microbuses de servicio público). 


El negocio está en que las C1 son para conducir vehículos de servicio público, y de acuerdo con la ley, estas sí tienen que llevar impresa la fecha de vencimiento, y por lo tanto, tienen que renovarse en el corto plazo, entre 3 y 5 años, con el consecuente beneficio para los Personalizadotes que reciben el dinero que nuevamente debe pagar el usuario por la renovación. 


Por esto, quien vaya a sacar este documento por primera vez y para conducir vehículos particulares debe exigir que se lo entreguen con categoría B1. 


La semana pasada Vehículos publicó un amplio informe sobre el problema de las licencias en Colombia, y el requerimiento de la Ley 1383 que obliga a que en cuatro años todos los conductores colombianos tengan en su poder un documento con formato único.  


Ese proceso de cambio ya debía estar en marcha. Sin embargo, va muy crudo todavía. Según supo Vehículos, técnicos del Ministerio de Transporte se concentraron en los últimos cinco años en el desarrollo de la nueva licencia, pero se desgastaron trabajando en el material y no en la parte clave que es la información, que se pudiera leer y que fuera segura. 


Cuando ya prácticamente estaba decidido lo del material y el Runt ya había hecho una alta inversión en la compra de las impresoras, llegó la Ley 1383 de marzo pasado que estableció que el nuevo ‘pase’ debía tener unas características técnicas y de seguridad especiales, y tal vez, lo más importante, estar dotado de un chip a través del cual se pudiera ‘leer’, modificar y actualizar información del conductor. 


¿El resultado? El material escogido por el Ministerio no permite la implantación de un chip. A estas alturas tampoco se ha escogido el tipo de chip: si es de contacto, si es de antena, de lector óptico, y que se pueda leer en la carretera.


Así las cosas, los Personalizadores volvieron a entrar en escena y comenzaron a expedir las nuevas licencias que ahora son de fondo blanco. Entre esas es que figuran las 15 mil que están en problemas porque no han podido ser validadas y que hacen parte también de documentos transitorios que debió habilitar el Ministerio cuando se apagó en noviembre de 2009, la plataforma tecnológica del Runt.

  • Estudio pone en duda nivel de alcohol permitido para conducir

EL TIEMPO.COM – Motor

Puedes encontrar este artículo en los buscadores con los términos:

  • rangos de placas en colombia
  • autos abandonados en colombia
  • rango de placas en colombia
  • rangos de placas
  • placas carros colombia
  • placa moto colombia
  • ministerio de transporte placas de motos
  • RANGO PLACAS

También podría interesarte:

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Descuentos desde el 50% fin de semana groupon.com.co Vacantes de Empleos en Bogotá, Colombia Publica y Encuentra Trabajos, Productos y Servicios por $5 Dólares
Comentarios sobre “Hay 72 mil carros particulares con placas repetidas en la calle”

Puedes comentar utilizando Facebook, pero si deseas realizar una consulta directamente en el sitio por favor utiliza el Sistema de Comentarios que está al final de esta sección.

 
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.
  Buscas algo más? Encuéntralo aquí